Sociedad 2020

angeles-demoniosAcaba de llegar a Valicha una nota de prensa que da la impresión de estar acompañada de trompetería y estruendo de timbales. Nos referimos a la presentación, el próximo martes 23 de setiembre, en la Casa de España, de la segunda entrega de la revista de artes y letras Ángeles y Demonios, producida por la Asociación Centro Cultural Cusco y dirigida por el infatigable promotor cultural Carlos Sánchez.

Como la obra en cuestión aun no le ha sido enviada a Valicha, no podemos comentarla con detalle, como nos habría gustado hacerlo. Pero sin duda se trata de un esfuerzo digno de aplauso, si tomamos en cuenta que el primer número era una enorme (físicamente hablando) revista de lujo, tanto por el papel, la impresión y las imágenes, así como la abundancia de “firmas” conocidas y de temas trascendentes.

 

Precisamente por esa razón, cabe extrañarse ante el calificativo que los editores le atribuyen a Ángeles y Demonios: revista “alternativa”. La verdad es que no tiene mucho de alternativa una revista que tiene todas las señales exteriores de las revistas académicas de las grandes universidades: secciones previsibles, temas tradicionales del ámbito de la alta cultura, una mayoría de nombres consagrados como autores de los textos, un aspecto de revista fina y seria, etc. Hay que llamar a las cosas por su nombre, y en este caso hablamos de una revista que se ubica en la corriente establecida de las revistas de cultura tradicionales, y que incluso linda con el academicismo. Lo cual no está mal en absoluto, sobre todo si es la obra esforzada de un Centro Cultural cusqueño; pero no es una alternativa a la corriente principal y dominante en el ámbito de la cultura, no solo en Lima sino en otras capitales del mundo.

Todavía estamos esperando la revista cultural alternativa de verdad proveniente del Cusco. Mientras tanto, una salva de aplausos al nuevo número de Ángeles y Demonios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar