Sociedad 2020

Entrevista a Gabriela Cuba Espinoza
Escritora y difusora cultural

gabriela-cuba- ¿Cómo surge Apacheta? ¿Cuál es su objetivo principal?
Apacheta nació en abril del 2003 con el objetivo de convertirse en un espacio autosostenido de difusión y promoción de las diferentes expresiones culturales del Perú, tanto de la herencia ancestral, así como de la producción contemporánea. Realizamos una labor de búsqueda y rescate de los artesanos que tuvieran un trabajo en técnicas y contenidos acordes con la excelencia que caracterizó a nuestra cultura milenaria.

En los cinco años de labor, hemos logrado un alto nivel competitivo al hacer que las réplicas, artesanía y objetos de diseños que ofrecemos a los visitantes del Cusco sean comparables con las que se encuentran en los centros culturales del mundo y cada una de nuestras piezas tiene un sustento histórico. Asimismo, Apacheta brinda una ventana al mundo desde la ciudad de Cusco para las obras y publicaciones de los creadores, investigadores y artistas plásticos, promoviendo y difundiendo su trabajo. Apacheta es el emprendimiento de dos artistas peruanas, Gabriela y Roxana Cuba, cuyas trayectorias artísticas y literarias incluyen exposiciones individuales y colectivas en el Perú, Sudamérica y Europa, así como una larga experiencia en la promoción cultural.

- ¿Desde el punto de vista del trabajo que realizas, qué podrías decir de la actividad cultural en el Cusco?
En Cusco existe una enorme actividad cultural, es una ciudad muy atractiva para realizar diferentes eventos y la oferta es muy variada en todos los ámbitos. En cuanto a exposiciones de artistas plásticos pocas veces se ve un buen nivel.

- ¿Qué opinas del mercado editorial y de las artes plásticas en el Cusco?
Acá no existe un mercado editorial, lo poco que se edita es gracias al esfuerzo individual de los escritores y la gente no lee, por lo tanto, es muy difícil la llegada al público porque, salvo un grupo muy pequeño, los demás están tratando de sobrevivir y no queda espacio para la literatura.

En la plástica se encuentra algunos buenos artistas, que están siguiendo su camino, tratando de desarrollar las técnicas aprendidas y buscando su propio lenguaje. No hay exposiciones de artistas reconocidos ni nacional ni internacionalmente. Desde Apacheta estamos tratando de dar ese salto, pero se complica porque no hay apoyo suficiente para desarrollar estas actividades.

- ¿El centralismo es un factor que impide el desarrollo de artistas locales o son otros los factores más determinantes?

El centralismo es una realidad, la regionalización no existe. Si hubiese apoyo desde Cusco para artistas locales talentosos, no necesitaríamos de Lima; pues de lo que se trata es impulsar a los nuevos valores y cuando esto ocurre lo demás llega por su propio peso. Siempre nos quejamos de Lima, pero internamente no hay difusión suficiente de las obras relevantes ni en literatura ni en artes plásticas. Si no le damos apoyo a nuestra gente, ¿seguiremos echándole la culpa a Lima?

- Como escritora ¿qué significa vivir en Cusco, te estimula, te enriquece, vas a publicar algún nuevo libro?
En Perú, sólo he vivido en Lima y el estar en Cusco es toda una experiencia. No solo me permite conocer otra cultura, sino que existe la calma suficiente para crear. Actualmente estoy corrigiendo otro libro de cuentos que espero publicar este año.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar